Baloncesto Olímpico:Una plata que sabe a oro

agosto 28, 2008

Han tenido que pasar algunos días para que pudiera escribir algo objetivo, después de haber disparado todos los niveles de adrenalina, el pasado domingo, desesperado por el arbitraje de la final olímpica, pero a la vez impresionado por el brillantísimo juego de los nuestros. Lo primero de todo quiero destacar especialmente a Carlos jiménez, que se retira, para mí un ejemplo a seguir, no es demasiado alto, no es demasiado bueno, no es guapo, pero es un grandísimo jugador, con carisma y una profesionalidad a prueba de bomba, tiene actitud y está donde se le necesita cuando se le necesita, ha llevado todas sus cualidades al límite; aporta en defensa, rebotea en ataque, tira triples, asiste, penetra, pero sobre todo SIEMPRE, SIEMPRE está ahí. Carlos Jiménez nunca falla a sus compañeros, y en la final hizo un partidazo en el que demostró que está entre los mejores jugadores del planeta.

Tenemos una selección de extraterrestres, es verdad, como dijo Isaac Newton cuando público su teoría de la gravedad, que caminaba a hombros de gigantes, esta selección camina a hombros de Pau, está claro, pero hay que ver quién está encima los Rudys, los Rickys, los Navarros, los Carlitos, los Felipes… No dejo de sorprenderme de la insultante capacidad de dirigir y el descaro con el que un chaval de 17 años dirige y se enfrenta a los mejores jugadores del mundo, Ricky tiene una mente privilegiada para este deporte. ¿Y qué podemos decir de Navarro? casi no ha aportado nada en todo el campeonato, pero de repente, como los genios aparece en el partido más difícil y ejecuta una actuación memorable y vuelve a ser el Navarro de siempre. Rudy, lo de este hombre no tiene parangón en este deporte, cada vez que hace algo la única frase que puede salir de nuestras bocas es ¿pero, cómo lo ha hecho?, ¡madre mía, de dónde ha salido!, los triples con una mano encima y el mate sobre Howard pasarán a formar parte del imaginario colectivo de los que amamos el basket. Felipe “gladiador” Reyes, a lo suyo, tiros de media distancia, rebotes, poste bajo y mucha, mucha! lucha en cada acción y siempre sumando. Lo de Carlitos es de traca, partido inmenso y muy completo, Jiménez aparecía en los peores momentos, un triple, un rebote en ataque… una pena que no vayamos a disfrutar más de él. El resto del equipo estuvo a la altura: Mumbrú, Marc, Raúl y la garra y la casta del gran Berni, que aún les hizo un par de líos a los americanos, Garbajosa se marcó un par de triples y nos permitimos el lujo de no utilizarlo al final. Y por supuesto no nos olvidamos del gran Gasol, el hombre que ha puesto nuestro baloncesto en la élite del planeta y que cuajó una actuación sobresaliente, machancando, inmisericorde, el aro norteamericano.

¿Qué decir del arbitraje?, pues muy triste, que unos árbitros de ese nivel sean incapaces de pitar pasos de salida, o faltas clarísimas debajo del aro, bueno más que triste vergonzoso. No sé si hubiéramos ganado si hubieran sido más equánimes, lo que está claro es que favorecieron abiertamente al equipo USA y yo creo que esto perjudica gravemente a los que dicen ser los mejores del mundo, son los mejores del mundo, si, de momento sumándoles a los árbitros, ya veremos. Luego intentamos enseñar a los chavales los fundamentos de este deporte y resulta que los repulsivos federativos aprueban pasarles a los americanos cualquier capricho, así que ¿qué les diremos cuando les enseñemos a no hacer pasos de salida, si ven que Kobe Bryan los hace?, bueno les mandaremos a los directivos de la FIBA o aun clínic internacional de árbitros. ¡Dios! No me gustó la actitud americana, aunque estuvieron inmensos, casi no fallaron nada y cada vez que España se acercaba demasiado aparecían Bryan, Dway o Lebrone, vamos lo mejor de lo mejor. Eso sí se tuvieron que emplear a fondo y no siempre las tuvieron todas consigo, lucharon y sudaron hasta el último segundo e incluso se enfadaron con el público, que se enamoró del juego de España y abucheó las, más que cuestionables, decisiones arbitrales, hasta el punto de que Bryant los hizo callar en un polémico gesto. Me puedo imaginar lo que se les pasaba por la cabeza, se saben los mejores del mundo, los buenos del basket y de repente no entienden que la gente prefiere que ganen los blancuchos esos europeos, que juegan de maravilla a esto y los gestos de prepotencia, que habitualmente son aplaudidos, aquí no gustan. El Dream Team nunca será el de verdad, el de Barcelona (esos si que gustaba que te ganaran), ahora les cuesta cada vez más y lo que es peor, cada vez con menos clase y más físico. Yo creo firmemente que USA puede presentar equipos más competitivos y con muchísima más técnica y clase. Y no olvidemos, en Estados Unidos el basket es cada vez más espectáculo y “merchandising” y menos deporte.

Y eso que el campeonato ha ido de menos a más, pero como los grandes la maquinaria ha empezado a funcionar cuando en los cuartos, y cuando España está bien, sólo se le puede ganar si el rival está mejor y eso, hoy en día, sólo lo pueden hacer los americanos, y creo que antes o después morderán el polvo. Al final el polémico sistema de Aíto, parece que ha dado sus frutos y ha encumbrado a Ricky como el director natural de la selección.

En definitiva, España está en lo más alto de la élite baloncestística, damos miedo a cualquiera (todos quisieran evitarnos) y jugamos de tú a tú con los dicen ser los mejores. Tanto individual como tácticamente, estamos a otro nivel, casi inalcanzable para el baloncesto FIBA, en los últimos años hemos perdido tres partidos, contra Croacia; de 1, contra Rusia; de 1 y contra USA; de 40 (sólo nos reservábamos para la final), es decir que este equipo ahora mismo ya es historia, pero lo mejor está aún por llegar y tenemos basket para largo, porque tenemos una plantilla jovencísima que nos va a seguir dando títulos, pero sobre todo buen juego y buenos momentos.



Campeones del mundo de Baloncesto 2006

septiembre 4, 2006

Somos campeones de mundo de baloncesto!! indiscutiblemente hemos hecho el mejor juego del campeonato y hemos demostrado cómo se juega en equipo, incluso sin Gasol. Estos tíos son increíbles, como personas como jugadores, han demostrado que son una piña, han demostrado actitud, carácter y competitividad. Nos han dado una lección de cómo trabajar en equipo, se han apoyado unos a otros en todo momento, nos han mostrado que cualquiera podía ser decisivo en cualquier momento, siempre con Pau Gasol, que ha sabido renunciar a su lucimiento personal, para favorecer las opciones del equipo.Campeones del mundo 2006 Un día era Sergio Rodríguez, otro Mumbrú, otro Garbajosa… Ha sido un campeonato ESPECTACULAR y hemos disfrutado el baloncesto como nunca. Estos tíos, son los mejores del mundo, tenemos el mejor equipo.

Pero no hay que olvidar a los genios de todo esto, los cerebros auténticos, a Pepu Hernández y Chichi Creus, también han dado una lección de dirección técnica y humana, han rotado a la perfección a los jugadores y el planteamiento de los partidos ha sido de libro, especialmente el de Lituania, Serbia y la final. A Pepu le hace más grande el hecho de que su padre muriera el día antes de la final, no les dijo nada a sus chicos para que no les afectara. Podemos decir que Pepu es el gran culpable de que hayaCampeones del mundo 2006mos conseguido el oro. Gracias Pepu!

En un país de futboleros, les hemos demostrado cómo se hacen las cosas: trabajo, intensidad, actitud y humildad, mucha humildad y mucho trabajo. Enhorabuena chicos!!